Ateneo Cordobesista 1954

 
 
 

HISTORIA BLANQUIVERDE

28/03/2011

Este jueves se conocieron los equipos que luchar醤 por ganar la final de la

antiguo_cordoba

Copa Federaci髇 2011. Lemona y Puertollano se disputar醤 el honor de alcanzar un t韙ulo hoy considerado como menor, pero que en otra 閜oca cont con mayor enjundia, al participar escuadras de Segunda o descendidos de Primera. Y en su palmar閟, que puede comprobarse en cualquier registro estad韘tico, acaso sorprenda ver al C髍doba CF como ganador de este torneo en 1951. La sorpresa puede ser mayor porque el C髍doba CF como tal naci en 1954. 緾髆o se explica?

Merec韆 la pena recuperar la recordada secci髇 De Leyenda de Cordobadeporte.com para rastrear en los archivos de la Hemeroteca Municipal y contar una bella historia que pasa por ser el mayor atisbo de gloria -en forma de obtenci髇 de t韙ulos nacionales- que se ha conocido en el f鷗bol cordob閟. La historia dice que en aquel a駉 1951, el m醲imo representante del f鷗bol en la ciudad era el Real Club Deportivo C髍doba, del que termin siendo heredero el actual conjunto blanquiverde. La historia de aquel club termin s髄o tres a駉s despu閟, en 1954, por culpa de las deudas que ten韆 contra韉as, que ascend韆n a 1.500.000 pesetas. Sin embargo, antes de desaparecer, el cuadro cordob閟 logr alcanzar un t韙ulo para el recuerdo en una dura competici髇 en la que llegaron a participar los reci閚 ca韉os de Primera Lleida y Alcoyano.

En el camino hacia la final, los cordobesistas eliminaron en octavos al Linense, al que derrotaron en El Arc醤gel por un contundente 6-1. Este resultado permiti al conjunto entrenado por Mu駃z acceder a la ronda de cuartos a pesar de la abultada derrota cosechada en la L韓ea de la Concepci髇 (5-1). En cuartos, los blanquiverdes tuvieron que acudir a un partido de desempate ante al H閞cules, despu閟 de vencer en la ida por 4-2 y caer en El Bard韓 por 3-1. En la Condomina, el C髍doba derrot al conjunto herculano por un contundente 6-3. Ya en semifinales, un doble triunfo ante el Mestalla situaba al C髍doba en la final.

El 1 de julio, Zaragoza se prepar para acoger la final entre el C髍doba y el Baracaldo (por entonces, sin k por la castellanizaci髇 de los nombres). El campo del Torrero presenciar韆 una final in閐ita entre dos equipos muy diferentes, cada uno exponente de una escuela futbol韘tica. El favorito era el conjunto califal, que llegaba a la cita tras concluir el campeonato liguero en el Grupo Sur de Segunda Divisi髇 en el quinto puesto, a s髄o un punto del play-off de ascenso a la m醲ima categor韆. Por su parte, el cuadro vasco fue decimosegundo del Grupo Norte, cerca del descenso.

Aquel 1 de julio

Las cr髇icas de la 閜oca recogen la gran expectaci髇 que la final despert en tierras aragonesas. No eran tiempos en los que ver un partido de f鷗bol fuera tan habitual como en la actualidad y la afici髇 ma馻 se moviliz de cara al encuentro. El C髍doba dispuso una alineaci髇 formada por Eguren, El韆s, Fern醤dez, Nez, Mu駉z, Moreno, Arteaga, Santacruz, Jorge, M閚dez y Uncilla. Por el Baracaldo, saltaron al terreno de juego Llorente, Gainza I, Jos Luis, Tini, Landeta, Ariznavarreta, Panizo, Marcaida y Goiburo.

A las 18:00 horas, el colegiado madrile駉 Vicente Caballero se馻laba el inicio del partido. El conjunto cordobesista demostr desde los primeros compases del encuentro su superioridad. El Baracaldo aguant las acometidas blanquiverdes hasta el minuto 36, cuando Uncilla remataba a la red un tiro flojo de Santacruz. Con el 1-0 se llegaba al descanso y se hac韆 justicia al buen f鷗bol del C髍doba, el mejor que se hab韆 visto en el Torrero desde el inicio de la temporada seg鷑 los aficionados locales.

En la segunda mitad, Jorge anot casi de forma consecutiva el segundo y el tercero en el marcador. Con el 3-0 todo parec韆 decidido, pero esta claro que C髍doba y f鷗bol tienen marcado a sangre y fuego como sin髇imo el sufrimiento. El Baracaldo demostr que en el f鷗bol no se puede cantar victoria hasta la finalizaci髇 del partido. En el minuto 79, Tini anotaba el 3-1 para los vascos y s髄o cuatro minutos despu閟, el mismo futbolista establec韆 el segundo gol en su cuenta particular. A falta de dos minutos para la conclusi髇 del partido, Marcaida bat韆 a Eguren y consegu韆 la igualada (3-3). Ante la perplejidad de los jugadores cordobesistas, que no cre韆n que se les hubiera escapado una victoria que ya celebraban, llegaba la conclusi髇 del partido. La final tendr韆 que decidirse en la pr髍roga.

Fiesta final en la pr髍roga

Pero en el tiempo suplementario, aunque se esperaba a un C髍doba hundido tras la remontada de los vascos, las tornas cambiaron de nuevo. Cuando s髄o se hab韆 disputado un minuto de la reanudaci髇, Uncilla establec韆 el 4-3. El gol supuso un mazazo para el Baracaldo, que comenz a acusar el esfuerzo f韘ico realizado a lo largo del partido. Bajo la direcci髇 de Moreno en el centro del campo, el C髍doba se hizo con el control del partido. En el minuto 97, Uncilla repet韆 y anotaba el quinto. El partido, ahora s, parec韆 resuelto. Tras el 5-3, se sucedieron las ocasiones para los cordobesistas y fue M閚dez el que estableci el 6-3 definitivo en el marcador del Torrero. El C髍doba era campe髇.

La expedici髇 regres el 3 de julio a tierras cordobesas en el tren Correo de Madrid. Los futbolistas y el entrenador recibieron una cari駉sa acogida por los aficionados que les esperaban en la estaci髇 de ferrocarriles. En unas declaraciones a "Diario C髍doba", Moreno, capit醤 del equipo, destacaba que en el Torrero "se hab韆 derrumbado el mito de la juventud y cacareada fuerza vasca", ya que los futbolistas del Baracaldo, al finalizar el partido, "se tumbaron en el c閟ped casi reventados". "Nosotros, con m醩 a駉s y viviendo en la maltratada -deportivamente- Andaluc韆, nos encontr醔amos dispuestos a empezar de nuevo el partido", a馻di con sorna Moreno.

El presidente del C髍doba, Antonio Bejarano, entreg el trofeo unos d韆s m醩 tarde al alcalde de C髍doba, Antonio Cruz Conde. Posteriormente, la copa fue expuesta en un c閚trico establecimiento de la capital para que los aficionados pudieran presenciarla. Bejarano no regres con la expedici髇 cordobesista, ya que se qued en Madrid gestionando la liquidaci髇 de la final, que la Federaci髇 quer韆 retener por los atrasos en el pago de las n髆inas de algunos jugadores que pertenecieron al C髍doba en la temporada anterior. El presidente se mostr "disgustado" con la Federaci髇 y present una queja por la retenci髇 de las 25.000 pesetas que le correspond韆n a cada club. Otros tiempos con similitudes y muchas diferencias. Fue hace 60 a駉s. Cuando se toc con las manos la gloria.

FUENTE: CORDOBADEPORTE.COM 

 
 
 
 
 
Diseña y Desarrolla: Movatec