Ateneo Cordobesista 1954

 
 
 

RCD CELTA

14/02/2011Alberto

El Real Club Celta de Vigo representa no s髄o el sentir de una ciudad y de una afici髇, sino que es, adem醩, historia viva del f鷗bol gallego y espa駉l. Desde su fundaci髇, en 1923, hasta nuestros d韆s, la entidad celeste ha representado a Vigo y a los vigueses m醩 all de lo que nadie pod韆 esperar.

 

Los or韌enes

 

A comienzos del siglo XX, los aficionados vigueses se divid韆n entre dos equipos; el Vigo Sporting y el Fortuna de Vigo. Pero 縫orqu una ciudad como Vigo, capital del f鷗bol gallego, no pod韆 unir sus esfuerzos y crear un 鷑ico equipo, m醩 potente? Esta fue la pregunta que se hicieron a principios de los a駉s 20 algunos de los hombres m醩 influyentes de la ciudad. Por esa 閜oca ya se empezaba a hablar de la fusi髇 del Vigo y el Fortuna como la salida m醩 satisfactoria para llevar a buen puerto un proyecto ambicioso y muy positivo para Vigo y el propio deporte.

 

Entre esos hombres que abogaban por la creaci髇 de un solo club estaban Manuel de Castro 慔andicap y el abogado Juan Bali駉 Ledo, quienes ser韆n los principales promotores de la fusi髇. Tras numerosas reuniones, algunas de ellas secretas, por parte de los directivos de ambos clubes, y tras las oportunas gestiones ante la Federaci髇 Gallega de F鷗bol, el 22 de junio de 1923, la asamblea nacional de la Federaci髇 aprueba por unanimidad la fusi髇, dando un plazo de algo m醩 de dos meses para que se confeccionase el reglamento de la nueva entidad.

 

As se comienza a trabajar para buscar un nombre y una indumentaria apropiada para un club que nacer韆 en breve. Despu閟 de algunas propuestas, se presentaron los nuevos estatutos y el nombre del club: Celta de Vigo (pese a que el nombre de 態reog醤 era otro de los candidatos muy aplaudidos). Adem醩 se solicit al rey Alfonso XIII la denominaci髇 de 搑eal. Aunque a principio se hab韆 hablado de los colores rojo y negro para la indumentaria de los jugadores, muy pronto los promotores del R. C. Celta de Vigo se decidieron por el color celeste, de acuerdo con la vocaci髇 con la que nac韆 la nueva entidad: ser baluarte del f鷗bol de toda Galicia.

 

Un nuevo club, m醩 grande, con mayor fuerza y con... 64 jugadores! Una cifra sorprendente que resulta de la fusi髇 de dos plantillas. En ese primer Celta jugar韆n hombres como Pasar韓, Otero, Juanito, Clemente, C髍doba, Hermida, Queralt, Caride, Pombo, Posada o Chicha, entre otros.

 

Temporada 1924/1925: por primera vez ante el Deportivo.

 

Es precisamente despu閟 de este descanso cuando el Celta se eescudo_celta_de_vigonfrenta por primera vez al Deportivo en un torneo oficial. Ser韆 en campo coru耖s, y los celestes sal韆n derrotados por 3-0. Pero el partido de vuelta, celebrado en Coia el 8 de enero de 1925, servir韆 a los c閘ticos para resarcirse del resultado. Ruiz, Juanito, Pasar韓, Bienvenido, Balbino, Hermida, Reigosa, Gerardito, Chicha, Polo y Casal formaban el once que logr derrotar al Deportivo por tres goles a cero.

 

Al final de temporada, de nuevo el R.C.Celta de Vigo se hac韆 con el campeonato, aunque no sin esfuerzo y lucha, ya que al final del torneo Celta y Deportivo ten韆n los mismos puntos (16). El 慻ol average fue el que decidi.

 

De nuevo el Celta participa en el Campeonato de Espa馻, llegando hasta las semifinales. El 19 de marzo de 1925 juega el primer encuentro de semifinales en el campo del Arenas de Getxo, y los celestes pierden por 1-0. Pero, aunque la derrota no hab韆 sido abultada, nada se pudo hacer en el partido de vuelta. Se empat a uno y el Celta quedaba fuera del Campeonato de Espa馻.

 

El Celta se mide a la selecci髇 argentina despu閟 de la visita de la selecci髇 de Uruguay. Los encuentros amistosos disputados con los sudamericanos no estuvieron exentos de sorpresas, algunas desagradables, como los sucesos acaecidos en el primero de los partidos. Con un campo de Coia a rebosar, era tal la expectaci髇 causada por la presencia del combinado argentino que una cantidad enorme de aficionados se hab韆n dado cita en el campo. En este partido se impusieron los argentinos por 3-1, mientras que el segundo tuvo igual resultado, pero con victoria celeste.

 

Temporada 1925/1926: nuevos retos, nuevas ilusiones

 

El Celta afrontaba la nueva temporada con ilusi髇 y sed de t韙ulos, pero antes de iniciarse la competici髇, los vigueses disputar韆n una serie de amistosos que pasar韆n a la historia. Uno de ellos les enfrent nuevamente a la selecci髇 uruguaya, despu閟 de que se hubiesen proclamado campeones ol韒picos en Par韘. Sin embargo, los partidos m醩 trascendentes ser韆n ante el Espanyol: la presencia del m韙ico portero Ricardo Zamora en las filas catalanas fue el motivo.

 

La temporada 1925/1926 fue un tanto irregular debido a los m鷏tiples compromisos de la selecci髇 espa駉la, en la que por cierto llegaron a jugar los c閘ticos Polo y Pasar韓. En ese periodo el Celta vuelve a tener una gran actuaci髇 en la liga gallega (50 goles a favor y s髄o 5 en contra).

 

El equipo vigu閟, sin embargo, volv韆 a vivir d韆s amargos en el Campeonato de Espa馻. Estuvo a punto de llegar a la final, pero una derrota en la pr髍roga del encuentro jugado frente al Atl閠ico de Madrid, puso fin al sue駉 de nuevo. Tal fue la desaz髇 de los jugadores que, como homenaje, el Campo de Coia acoger韆 dos partidos amistosos frente al West Ham ingl閟, un reputado equipo profesional. En el primer encuentro victoria inglesa por 2-1, y en el segundo ganaron los c閘ticos por 3-2.

 

La d閏ada de los 30 se inicia para el Celta con un gran reto; el ascenso a Segunda Divisi髇. Un privilegio que se le hab韆 negado en 1928, cuando se cre la Liga de F鷗bol Profesional y a los celestes se les deneg su origen, por lo que no pudieron ser incluidos en la Divisi髇 de Honor. Ahora el equipo llega a la categor韆 de plata.

 

Temporada 1929/1930: desastroso debut en Segunda.

 

Tras su participaci髇 en un torneo promocional, los celestes debutan en la Segunda Divisi髇 en Bala韉os, frente al Sevilla, cosechando una derrota que ser韆 una premonici髇 de la desastrosa campa馻 que protagonizar韆 el Celta. Al t閞mino de la misma, el equipo vigu閟 se clasificar韆 en pen鷏timo lugar, lo que provoc su descenso.

 

Esta dram醫ica situaci髇 desemboc en la dimisi髇 de la Junta Directiva, entonces presidida por Manuel Prieto Gonz醠ez. A pesar de que, en un principio, la nueva directiva del Club se negaba a jugar en Tercera Divisi髇, por ser pr醕ticamente lo mismo que competir en un torneo regional, no tuvo m醩 remedio que aceptarlo, acuciada por las necesidades econ髆icas.

 

El Celta afrontaba entonces dos competiciones: la Tercera Divisi髇 (Grupo I) y el Campeonato Regional. 1930 fue tambi閚 un a駉 duro para los celestes por la desaparici髇 de uno de los principales promotores del Club: Pepe Bar.

 

Al t閞mino de esta campa馻 Bala韉os acoge un partido de homenaje a Ram髇 Polo, encuentro que se disputaba frente al Athletic de Bilbao, y en el que los vigueses venc韆n por 5 goles a 4.

 

Temporada 1930/1931: luchando por recuperar la categor韆.

 

La temporada 1930/1931 comenzaba con grandes expectativas para los vigueses. El primer partido, en la tercera divisi髇, les enfrent al Stadium de Avil閟, al que golearon por 11-3, y a partir de ah, casi todos los encuentros se contaron por victorias. Los celestes adem醩 jugaron un m醩 que digno papel en el otro campeonato donde estaban presentes: se proclamaban subcampeones gallegos.

 

El Celta se proclama pues campe髇 de tercera Divisi髇 (Grupo I), lo que le faculta para participar en la fase de campeones y optar al ascenso a Segunda.

 

El torneo promocional para decidir qu equipo deb韆 ascender a la Segunda Divisi髇 de la Liga dio comienzo el 28 de marzo de 1931, y el primer adversario al que tuvo que enfrentarse el Celta fue el Baracaldo, con los resultados de 0-0 y 1-1. Entonces, la Federaci髇 de F鷗bol dispone que se juegue un tercer partido en campo neutral. El encuentro tendr韆 lugar en Madrid, donde los celestes se impusieron por 3 goles a 2, en un partido de infarto, con pr髍roga incluida. Pero el Celta todav韆 ten韆 que superar un 鷏timo obst醕ulo: el Recreativo de Huelva. El primer partido se disputaba en Bala韉os, en el mes de abril, y el resultado fue de 4-0, mientras que el partido de vuelta se saldaba con un resultado de 3-0 a favor del equipo andaluz. Fue 閟te un encuentro cargado de dureza por las entradas y la actitud del Huelva, que el colegiado Pedro Escart韓 pas 憃portunamente por alto.

 

A mediados de los a駉s 30 el R.C.Celta de Vigo consigue por fin un sue駉 que antes se le hab韆 negado injustamente: el ascenso a Primera Divisi髇. Fue una 閜oca dif韈il para la econom韆 del Club, pero tambi閚 son a駉s de alegr韆s y de 韉olos. Grandes figuras que marcar韆n un hito en la historia celeste, como Nolete, art韋ice del ascenso.

 

Temporada 1934/1935; tiempos dif韈iles para el Club.

 

La campa馻 empez con mucha tristeza, y no demasiada motivaci髇, despu閟 del duro palo en la asamblea de clubes; al margen de los resultados deportivos, la temporada estuvo marcada por las dificultades econ髆icas para el club. Las juntas directivas pasaban en gran n鷐ero, pero ninguna quer韆 o pod韆 dirigir un club siempre al borde de la quiebra. Cuanto m醩 alto se pon韆 el list髇 en el deporte, m醩 dificultades exist韆n. De hecho, al final de la temporada, la entidad estuvo a punto de desaparecer. Pero en esos momentos la solidaridad de algunos futbolistas obr el milagro. Algunos de los jugadores de la plantilla renunciaron a cobrar sus sueldos para que el Celta pudiese pagar sus deudas.

 

Temporada 1935/1936: un sue駉 hecho realidad.

 

El Celta consigui un hito hist髍ico en esa temporada 1935/1936. Despu閟 de las dificultades que hab韆 atravesado, el club inici la nueva temporada con ganas e ilusiones. Un esfuerzo que finalmente se ver韆 recompensado con el mejor de los premios: el ascenso a Primera Divisi髇.

 

A pesar de que se empez con mal pie (perd韆 5-1 con el Nacional), los siguientes resultados afianzaron la progresi髇 espectacular del equipo. Los celestes se clasificaron en el primer lugar de la Segunda Divisi髇, empatados a puntos con el Zaragoza, aunque con el 慻ol average favorable. De este modo, el equipo vigu閟 pasaba a jugar la fase de ascenso, en la que tambi閚 ser韆 el mejor, or fin se cumpl韆 el sue駉! El Celta ya estaba en Primera Divisi髇, despu閟 de tantos a駉s de luchas e injusticias.

 

Fueron numerosas las felicitaciones que recibi en esos d韆s el Real Club Celta. Un ejemplo fue el telegrama remitido por el Real Madrid, que hac韆 alusi髇 a las constantes pugnas de los vigueses por lograr lo que, por justicia les pertenec韆. Tambi閚 el Deportivo de A Coru馻 quer韆 felicitar a su rival y le mand un telegrama que dec韆 as: 揘uestra m醩 sincera y cordial enhorabuena por el brillante triunfo alcanzado para el f鷗bol gallego. urra por el Celta!.

 

Temporada 1942-43. De nuevo entre los grandes.

 

Tras una participaci髇 muy poco afortunada en la Copa del General韘imo de ese a駉, el Celta de Vigo iniciaba la nueva temporada estrenando directiva, presidida por Antonio Mass Garc韆. El hecho de que hubiese tantos cambios en los puestos de responsabilidad es un claro s韓toma de las dificultades econ髆icas por las que atravesaba el club. Muy poca gente ten韆 valor para ponerse al frente de una entidad que continuamente estaba 慶ontra las cuerdas.

 

Adem醩, se cerraron varios fichajes, el m醩 sonado sin duda fue el del santanderino Santiago Sanz 慪ayo. La competici髇 liguera estuvo plagada de alegr韆s para los aficionados celestes que pudieron ver en Bala韉os como el Celta venc韆 a los grandes equipos del panorama futbol韘tico espa駉l. El Real Madrid sali derrotado por 2-1, el Athletic de Bilbao por 4-1 y el Barcelona por 4-2. Los excelentes resultados llevaron a que, de nuevo, el Celta obtuviese el quinto puesto en la clasificaci髇 final de temporada.

 

Pero no todo fueron satisfacciones para los seguidores del equipo vigu閟. Al finalizar un partido entre Celta y Oviedo, un grupo de aficionados remit韆 una carta a la junta directiva y a la sociedad propietaria del estadio quej醤dose de las muchas deficiencias que presentaba la grada de R韔, instando a las autoridades para que iniciasen las obras de mejora; unos trabajos que finalmente se llevar韆n a cabo con una aportaci髇 de 10.000 pesetas de los socios del celta, en concepto de ayuda para los gastos.

 

Al final de esta gran campa馻 el Celta rindi un merecido homenaje a su 韉olo, Nolete, por sus a駉s al servicio del club. Se jug un partido entre Celta y Deportivo, que finaliz con empate a dos goles. Nolete se retirar韆 entonces del f鷗bol activo, y se convertir韆 en el m韘ter de la U.D.Orensana.

 

Temporada 1943-44. La vuelta al 慽nfierno de Segunda.

 

Despu閟 de una pre-temporada nefasta, el Celta comenz la campa馻 43-44 con alguna novedad, entre ellas, el fichaje de un jugador que pasar韆 a formar parte de la historia celeste: el joven Pahi駉, que despuntaba ya en la competici髇 regional. Como ya era habitual el equipo atravesaba un dif韈il momento econ髆ico; pese a todo, la colaboraci髇 de los aficionados sirvi una vez m醩 para salvar al Real Club celta de Vigo.

 

La trayectoria deportiva de esa temporada fue sin duda una de las peores de la historia c閘tica. Los de Vigo s髄o consiguieron ganar dos partidos y estuvieron durante 23 jornadas en el 鷏timo puesto de la tabla, lugar en el que acabar韆 al final. Termin la temporada con tan solo 9 puntos y el Celta se vio condenado al 慽nfierno de la Segunda Divisi髇, de la que tantas veces hab韆 intentado escapar. A la crisis deportiva se suma de nuevo la crisis econ髆ica. La junta directiva puso sus cargos a disposici髇 de los socios, pero nadie quer韆 ponerse al frente de la nave c閘tica. Finalmente Luis Iglesias Fern醤dez tom la iniciativa y form una nueva directiva. Se presentaba ahora un gran reto... el regreso a Primera Divisi髇.

 

Bodas de plata por todo lo alto

 

Y comenz de nuevo el campeonato de Liga, despu閟 de alg鷑 que otro sobresalto con los jugadores 憆ebeldes. El primer partido, en Bala韉os, supuso un comienzo prometedor. Los celestes se enfrentaban a uno de los poderosos de la 閜oca, el Athletic de Bilbao, al que goleaba por 5-1. Miguel Mu駉z fue uno de los destacados de este partido, junto con Pahi駉, que marcaba dos de los cinco tantos conseguidos. Este partido fue un augurio de la excelente campa馻 que har韆 el equipo vigu閟.

 

Se fueron sucediendo los encuentros, algunos de ellos hist髍icos como el disputado en Bala韉os ante el R.Madrid, en el que por primera vez el estadio vigu閟 roz el lleno, y donde el Celta de Vigo gan por 4 goles a 1.

 

La Liga finaliz en marzo del 48 en el campo vigu閟, en medio de una gran fiesta, y es que los celestes cerraban una temporada hist髍ica, al clasificarse en cuarta posici髇, a 6 puntos del l韉er que fue el Barcelona. El Celta hab韆 cosechado 14 victorias, 3 empates y 9 derrotas, y adem醩, el delantero Pahi駉, autor de 21 goles se hizo con el trofeo 揚ichichi.

 

Primera final de Copa

 

Y como broche de oro a una temporada magn韋ica, el Celta conseguir韆 llegar por primera vez a una final de Copa. Tras eliminar al Ferrol, el Celta se enfrentar韆 en semifinales al Atl閠ico de Madrid, al que costar韆 mucho dejar atr醩. De hecho tuvieron que jugarse tres partidos para lograr el desempate. El 鷏timo de esos partidos fue un aut閚tico espect醕ulo de 慳ntideportividad por parte del equipo madrile駉. No les sent nada bien la eliminaci髇 y la emprendieron con jugadores celestes y 醨bitro. El Comit de Competici髇 sancion a los atl閠icos y tambi閚 al colegiado Tamarit por no reflejar fielmente en el acta los graves hechos acaecidos en el campo.

 

Finalmente, y tras superar dificultades en lo deportivo y en lo extradeportivo, el Celta se colocaba en la final de la Copa del General韘imo. El partido se disput en Chamart韓, con la presencia de Franco, frente al Sevilla. Miles de aficionados gallegos se volcaron con el Celta, pero finalmente no pudo ser. La primera parte termin con empate a uno, pero en el segundo tiempo, el equipo vigu閟 se quedaba sin tres jugadores, lesionados, y sin Pahi駉, expulsado; el resultado final fue de 4 a 1 a favor del Sevilla.

 

En cualquier caso el Celta cerraba una temporada hist髍ica, la m醩 brillante de sus 25 a駉s de vida, y fue recibido en Vigo como todo un campe髇. D韆s despu閟 de la final de la Copa se ratificaba el traspaso de Pahi駉 y Miguel Mu駉z al Real Madrid. Una operaci髇 por la que el Celta se embols 1.200.000 pesetas de la 閜oca.

 

La campa馻 58-59 supuso el principio de una 閜oca muy dif韈il para el Celta. El traspaso de numerosos futbolistas importantes supuso un debilitamiento de la plantilla que se dej notar constantemente durante la competici髇 liguera. A ello se sum una grave crisis econ髆ica, y la dimisi髇 de la junta directiva.

 

Primero fue el Vicepresidente Gustavo Corono junto con otros directivos, y m醩 tarde, ser韆 el propio Antonio Herrero. A partir de ah, una comisi髇 gestora se har韆 cargo del club, aunque todos los esfuerzos fueron en vano. Cuando Luis Casa Pasar韓 dimiti, y se hizo cargo del equipo el t閏nico catal醤 Luis Mir, ya era demasiado tarde, y el Celta ya hab韆 materializado su descenso a Segunda Divisi髇.

 

A todo este c鷐ulo de desastres hubo que sumar un aut閚tico culebr髇 en torno al fichaje del brasile駉 Jabur. El Celta pag un mill髇 de pesetas (del a駉 58) al Oporto para hacerse con los servicios del jugador, y tras su presentaci髇 oficial empezaron los problemas. El futbolista se quejaba, en las sesiones de entrenamiento, de terribles dolores en la cadera, y los m閐icos descubrieron una importante lesi髇, que hab韆 sido ocultada deliberadamente mientras se negociaba el traspaso. A esto se a馻di la supuesta afici髇 de Jabur al co馻c, a las fiestas y al poco trabajo. Numerosos m閐icos le vieron, e incluso algunos llegaron a decir que los problemas del jugador eran m醩 mentales que f韘icos.

 

El caso es que el Celta puso en marcha los mecanismos para deshacerse de Jabur y recuperar su dinero, algo que no sucedi, ya que ni Oporto ni jugador devolvieron ni un duro. Un fichaje no s髄o frustrado sino tambi閚 慺antasma si se tiene en cuenta que el brasile駉 no disput ni un solo encuentro.

 

Despu閟 de una desastrosa temporada, que culminar韆 con el descenso de categor韆, el Real Club Celta inici una etapa de calamidades que le llevaron a permanecer en Segunda Divisi髇 una d閏ada, pese a que en muchas ocasiones la promoci髇 y el ascenso pudieron rozarse con la punta de los dedos.

 

La temporada 68-69 no se olvidar f醕ilmente en la historia del Real Club Celta, pues supuso el retorno del equipo a la Divisi髇 de Honor despu閟 de diez a駉s en Segunda, luchando contra el descenso y la frustraci髇 de quedarse siempre a las puertas de la gloria. Si bien el club consigui mejorar su situaci髇 econ髆ica, los objetivos deportivos no se hab韆n logrado hasta entonces. Ya era hora de que hubiera un cambio para mejor...

 

Temporada 1968-69: de vuelta a la gloria.

 

A pocas jornadas de haberse iniciado el campeonato, el presidente Daniel Alonso se vio obligado a dejar su puesto a Ram髇 de Castro, despu閟 de la derrota del Celta ante el Burgos, que provoc insultos de la grada y una gran tensi髇.

 

Pero a pesar de un comienzo irregular, el Celta se mantuvo durante toda la Liga en los tres primeros puestos de la clasificaci髇. La directiva se ocup de buscar fichajes que apuntalaran el equipo, entre ellos, Hidalgo, Almagro o Vallejo. A medida que iban transcurriendo las jornadas, el ascenso se ve韆 m醩 cerca, puesto que el Celta iba sumando victorias, pero a mitad de temporada hubo un hecho que caus un profundo malestar en el seno celeste. Tras derrotar el Celta al Jerez Industrial 2-0, varios medios se hicieron eco de un presunto soborno al portero del rival, una actuaci髇 en la que se intent implicar al Celta. Al final todo se pudo aclarar; al parecer dos jugadores del Jerez Deportivo se hab韆n presentado en casa del portero del Jerez Industrial para ofrecerle dinero a cambio de que se dejase marcar. Tras la investigaci髇 de un juez especial de la Federaci髇, el nombre del club vigu閟 quedar韆 limpio.

 

Antes de que acabase la competici髇, el Celta hab韆 conseguido el ascenso matem醫ico a Primera, motivo de orgullo y alegr韆 para toda la afici髇, y para la directiva, que impuso la insignia de oro a t閏nicos y jugadores por su 慼aza馻.

 

Merece la pena resaltar, como dato curioso, el hecho de que la temporada del ascenso fue tambi閚 la temporada de la luz. Y es que a primeros de octubre, el entonces alcalde de Vigo, Rafael J. Portante, decidi que Bala韉os deb韆 contar con unas instalaciones el閏tricas en condiciones para que pudiesen disputarse partidos en horario nocturno. Esas instalaciones se costearon con el dinero que el Celta percib韆 en concepto de publicidad y explotaci髇 de los bares, un capital que era reembolsado al ayuntamiento con la condici髇 de que lo invirtiese en mejoras para Bala韉os.

 

El 9 de abril de 1969 se inaugur esa dotaci髇 el閏trica, y con ese motivo se celebr un amistoso con el Anderlecht belga. El resultado fue de empate a un gol. Y el primer partido oficial que se disput en el estadio vigu閟 bajo los nuevos focos fue el Celta-Onteniente, en el que los locales se impusieron por 2-0, con goles de Suco y Pocholo.

 

A pesar de que la temporada 77-78 se cerr con el ascenso del celta a Primera Divisi髇, lo cierto es que el equipo vigu閟 ya estaba plenamente sumido en una vor醙ine de descensos y ascensos que no beneficiaban en nada al club. La afici髇 perd韆 los nervios con m醩 facilidad y los datos econ髆icos tampoco eran muy optimistas. Pocos sospechaban que ese mes de septiembre de 1978 ser韆 el principio del fin.

 

Temporada 1978-79; desastre en el plano deportivo y econ髆ico.

 

La directiva presidida por Jaime Arbones contrata al t閏nico Laureano Ruiz. Y empez el desmantelamiento de la plantilla, el presidente reconoce que la contrataci髇 del argentino Nani hab韆 sido un fracaso, y se decide prescindir de 閘, contratando en su lugar el brasile駉 Ademir Vieira, que resultar韆 lesionado en una rodilla y no podr韆 disputar m醩 que cuatro partidos. Tambi閚 se prescindi de G髆ez mientras que se fichaba a Paco, Pereira, Lago, Garc韆 Senra, Vila o Toledo. Pero el celta sufri no solo la marcha de algunos futbolistas, sino tambi閚 una desbandada generalizada en la grada. El club pas de tener 12.000 socios a contar tan solo con 9.000. Incluso el m閐ico del equipo, y miembro de la Junta Directiva, el doctor Bab, abandona el club, llegando en su lugar el doctor Genaro Borr醩.

 

La Liga comenz de forma triste, con derrotas, y con una situaci髇 que para los vigueses fue considerada una tomadura de pelo: la Federaci髇 Espa駉la de F鷗bol no cumpl韆 su palabra, y no tra韆 un partido internacional a Bala韉os, como se hab韆 acordado. Precisamente el partido frente al Valencia en casa sirvi como escenario de una gran pa駉lada de protesta, liderada por Antonio Nieto Figueroa 慙eri.

 

A los malos resultados econ髆icos hubo que sumar las m鷏tiples y graves lesiones de la plantilla; incluso la naturaleza se puso en contra de los intereses c閘ticos. Muchos todav韆 recordar醤 una gran inundaci髇 que afect al estadio, y supuso numerosos da駉s materiales. Al final de la temporada 1978-79, el Real Club Celta de Vigo descender韆 de nuevo a la Segunda Divisi髇.

 

Temporada 1979-80: descenso a los or韌enes en Segunda B.

 

Esa temporada ser韆 una de las m醩 tristes para el Celta, que comenzaba su descenso en picado. El entrenador abandona Vigo, y llega en su lugar Pedrito. La pretemporada fue una premonici髇 de lo que vendr韆 despu閟, y es que la novena edici髇 de Trofeo Ciudad de Vigo, fue un aut閚tico fiasco.

 

Los resultados no acompa馻ron al equipo desde el principio, y lleg un momento en que todos perdieron la paciencia. En el partido contra el Alav閟 la grada mostr su descontento con el equipo, en especial con el portero Fenoy, que lleg a enfrentarse con la afici髇.

 

La directiva dimite y deja s髄o al presidente Jaime Arbones; posteriormente, ser韆 el t閏nico, Pedrito, quien abandonase su puesto, tras ser cesado (ser韆 sustituido por Carmelo).

 

Tras el ascenso de la temporada 91/92 (siendo campe髇 el Celta de Segunda Divisi髇) a Primera Divisi髇 el Celta se mantendr hasta la fecha en dicha categor韆. El tercer a駉 de Chechu Rojo al frente del Celta corresponder韆 a la temporada 1992-1993. El equipo realiz una gran campa馻,incluso hasta excelente si se contempla dentro de la guerra particular que mantienen los clubs modestos. Su objetivo era la consolidaci髇 y lo consigui al clasificarse en el und閏imo lugar.

El secreto de aquel Celta de principios de los noventa radicaba en la defensa que era una de las menos goleadas e inverso al rendimiento dado a sus goles.

 

El Celta exhibir韆 en la temporada 93/94 dos caras muy diferentes. La liga la llevar韆 a trompicones, siendo Vlado Gudelj el m醲imo goleador del equipo eludiendo la promoci髇 en la 鷏tima jornada al empatar en Zorrilla frente al Real Valladolid (0-0). En la Copa del Rey ofrecer韆 una imagen bien distinta repitiendo la gesta de 1948 y llegando a clasificarse para la final. El Celta tendr韆 que salvar no pocos escollos para poder acceder a esta final eliminando al Gramanet (1-0 ; 2-0), al Albacete (4-0 ; 4-1), al Talavera (1-2 ; 0-0), al Logro耖s (1-0 ; 1-0), al Oviedo (1-0 ; 5-0) y en las semifinales al Tenerife (3-0 ; 2-2).

El 20-04-1994, en el Estadio Vicente Calder髇, el Real Club Celta repet韆 la haza馻 de 1948, al jugar por segunda vez en su historia una final de la Copa de Espa馻. El primer tiempo depar una igualdad en el marcador y en el juego, pero a medida que avanzaba la segunda parte el Celta se iba haciendo con el control del partido. Sin embargo, no logr resolver y se llega al final del tiempo reglamentario con un empate sin goles. En la pr髍roga se pudo ver un dominio del Celta aplastante, pero el R. Zaragoza, jugando con un hombre menos tras la expulsi髇 de Arag髇, lograr韆 defenderse y consigui llegar a los penaltis.

En la tanda de penalti las 4 primeras parejas consiguen marcar llegando al quinto y 鷏timo penalti donde, a la postre, se perder韆 el tan ansiado t韙ulo. Alejo falla el e Higuera marca el suyo y llev醤dose el t韙ulo para la Zaragoza. Al final del partido hubo desolaci髇 pero un buen sabor de boca dado el gran espect醕ulo de lucha y sacrificio visto. El consuelo del sub-campeonato ser韆 el mejor b醠samo para afrontar el final de la Liga 93/94.

 

La formaci髇 inicial del Celta ser韆 la siguiente: Ca駃zares; Dad韊, Alejo, P.Salinas, Otero, Salva, Vicente, Ratkovic, Gudelj Engonga, Andrijasevic.

 

La temporada 2000/2001, primera del nuevo milenio se convirti en la mejor campa馻 del Real Club Celta de todos los tiempos. El Club particip en cuatro competiciones, dos nacionales y dos continentales; Campeonato nacional de Liga, Copa de S.M. El Rey, Copa de la Uefa e Intertoto Cup.

 

El equipo vigu閟 consigui el primer t韙ulo gallego en Europa, la Copa Intertoto, trofeo que le di acceso a participar en la edici髇 2000/2001 de la Copa de la UEFA. El Celta dej en la cuneta, antes de llegar a la gran final contra el Zenith de San Petesburgo, a Pelister de Macedonia y Aston Villa.

 

El Celta comenz bien la Liga, con contundencia, venciendo en el Estadio pamplonica de El Sadar ante Osasuna por 0-2. Los inicios eran esperanzadores, con un primer t韙ulo en el bolsillo, una clasificaci髇 para la UEFA y 3 puntos en su haber. El primer partido jugado en Bala韉os catapultaba un poco m醩 si cabe a la afici髇 hacia el limbo del t韙ulo pues la Real Sociedad recibi una severa paliza al encontrarse con cuatro goles en contra y un juego apote髎ico de los vigueses.

 

La segunda jornada encaramaba al Celta en el liderato de la Liga, manteni閚dose durante la tercera en la que el Espanyol no fue qui閚 de hacer un gol a los vigueses que, por medio de Catanha, se llevaban los tres puntos en liza. Tres partidos, 7 goles a favor, uno en contra y primeros en Liga. El 24-09-00 el celtismo no pod韆 pedir m醩...

 

Si el Celta hab韆 dado tres de cal, aport tres de arena en los siguientes encuentros; dos derrotas y un empate que llevaron a los de V韈tor fern醤dez hasta la 7 posici髇, fuera de puestos Uefa e inmersos en una breve crisis de resultados pero no de juego. La derrota en Villarreal (2-0) ante el equipo local, el 14-01-01, marc el punto de inflexi髇 del Celta 2000/2001. La conjura del vestuario funcion y el equipo se asent en busca de la remontada que le sacase de los apuros por los que estaba pasando.

 

El Celta comenz a pisar fuerte y en tan solo 10 jornadas alcanz un puesto UEFA. El equipo era el mejor de la segunda vuelta de la Liga y en una docena de jornadas consigui 7 victorias, 4 empates y tan solo una derrota. La victoria ante el Deportivo de La Coru馻 en la jornada 31 (2-1, goles de Djorovic y Mostovoi) fue el principio de un mes de oro en el cual el equipo empat en el Nou Camp y desdibuj al actual campe髇, el Real Madrid, con tres goles. El Celta no abandon ya la 6 posici髇 durante 8 jornadas.

 

Si el equipo no respond韆 con firmeza en Liga, s lo hac韆 en Europa. El celta se ha convertido en las 鷏timas temporadas en un hueso" continental y eso es exactamente lo que fue. La temporada 200/2001 traer韆 consigo un Celta distinto, muy cansado por la cantidad de partidos disputados en la pretemporada y la Intertoto, e irregular en la Liga pero enorme en la UEFA. Estrella Roja

 

Muchos jugadores que fueron piezas clave en anteriores proyectos causaron baja en la plantilla. De la mano de Fernando V醶quez y con un equipo renovado con jugadores con experiencia e incorporaciones del equipo filial, el Celta se dispuso a intentar retornar a la m醲ima categor韆 lo antes posible. A pesar de los altibajos iniciales, el equipo le tom el pulso a la categor韆 y tras una segunda vuelta apabullante, logr un ascenso que se antojaba imprescindible, con suspense incluido debido al pol閙ico caso Toni Moral que demor el ascenso algunas semanas.

 

En su retorno a Primera divisi髇 espa駉la, el Celta confeccion una plantilla interesante con un presupuesto muy bajo. El equipo dio la talla y desde las primeras jornadas ocup los primeros puestos de la clasificaci髇, logrando la permanencia matem醫ica sin sufrimiento alguno y consiguiendo el inesperado regreso a Europa gracias a la 6 plaza final obetenida a la conclusi髇 del campeonato.

 

El 閤ito es a鷑 mayor si se tiene en cuenta que en la temporada del retorno, el Celta venci en campos como el Santiago Bernab閡, Riazor, Vicente Calder髇 o Ruiz de Lopera. En el plano individual, jugadores como Fernando Baiano, David Silva, Borja Oubi馻 o Jos Manuel Pinto tuvieron una actuaci髇 muy destacada. En el caso de este 鷏timo, logr el Trofeo Zamora como portero menos goleado.

 


Temporada 2006/2007

 

El Celta no modific excesivamente su plantel para la temporada del retorno a Europa. A pesar de que la afici髇 estaba ilusionada con el premio europeo, era consciente de que el equipo hab韆 estado por encima de sus posibilidades y de que ser韆 dif韈il repetir la gesta. Se apost de nuevo por la continuidad de Fernando V醶quez y se contrat a Gabriel Tamaş y a Nen para suplir las sensibles bajas de Sergio Fern醤dez y de David Silva, respectivamente.

 

El Celta comenz de forma muy irregular la temporada, ya que a pesar de mostrar unos registros buenos fuera de casa, como local mostraba una inseguridad que provoc la p閞dida de muchos puntos esenciales. Por el contrario, en la Copa de la UEFA mostr un buen nivel, derrotando a rivales como el Fenerbah鏴 turco o el Spartak de Mosc ruso. A pesar de la gran actuaci髇 ante el Werder Bremen, el Celta no logr derrotar al campe髇 alem醤 y puso fin a la competici髇 en 1/16 de final.

 

Mientras tanto, la situaci髇 en la Liga era delicada, ya que el equipo llevaba varias jornadas en puestos de descenso. La continuidad de Fernando V醶quez se puso en entredicho varias veces, lo que provoc una fractura en la afici髇 celeste entre partidarios y detractores. El consejo de administraci髇 busc un revulsivo con la contrataci髇 de Hristo Stoichkov. El b鷏garo debut con un triunfo ante el Deportivo que ilusion a la afici髇 con la salvaci髇. Sin embargo tras esta inyecci髇 de optimismo, se sucedieron varias derrotas que hundieron al equipo a falta de tres partidos.

 

 

 

 

 

Para la nueva temporada en segunda divisi髇, el Celta se deshizo de bastantes jugadores importantes. Nen fue vendido al AS Monaco, Baiano y 羘gel se marcharon al Real Murcia y Villarreal respectivamente. Borja Oubi馻 se fue cedido con opci髇 de compra al Birmingham City. Y problem醫ica fue la no renovaci髇 del contrato de Gustavo L髉ez; en el que Gustavo insinu que no pod韆 aceptar el contrato ofrecido por ser un sueldo muy bajo.

 

Se continu con Hristo Stoichkov como primer entrenador, pero se fich como segundo a un entrenador con experiencia, Antonio L髉ez. Tambi閚 hubo cambios en la direcci髇 deportiva, se fue F閘ix Carnero y ocupo su lugar Ram髇 Mart韓ez, antiguo director deportivo del Real Madrid.

 

El 31 de diciembre de 2007 Hristo Stoichkov fue destituido como entrenador del Celta tras los malos resultados cosechados por el equipo en el comienzo de la temporada 2007-2008. Ocup su lugar L髉ez Caro, quien tampoco obtuvo muy buenos resultados y fue despedido a unas jornadas del final del campeonato liguero. El puesto fue otorgado provisionalmente a Antonio L髉ez, que fuera segundo entrenador, sin embargo, sus resultados dejaron al club al borde del descenso. Las 鷏timas jornadas de competici髇 estuvieron a cargo de Alejandro Men閚dez, entrenador del equipo filial, con un 鷑ico objetivo: conseguir la salvaci髇 matem醫ica. El club lo consigui con relativa facilidad y termin la temporada en la d閏imo sexta posici髇.

 

Temporada 2008/2009

 

Al finalizar la liga 07-08, tras una semana de inc骻nita sobre la continuidad de Men閚dez o no, se contrat a Pepe Murcia, que hab韆 obtenido buenos resultados con el Castell髇. El asturiano volvi a recoger el equipo filial, ya que le resta un a駉 de contrato. Fue un verano de grandes movimientos en el vestuario gallego, ya que a la marchas de Agus, Cannobio, Costa, Esteban, Guayre, Jorge, Nez, Mario Su醨ez, Okkas, QUincy, Vara, Vitolo, Lequi y Jes鷖 Perera llegaron al conjunto celeste David Rodr韌uez, Edu Moya, Fajardo, Falc髇, Ghilas, Noguerol, Notario y Trashorras, am閚 de algunas promociones desde el filial, como Michu o Iago Aspas. El l韉er de dicho proyecto no ser韆 otro que Borja Oubi馻, que volv韆 de la Premier despu閟 de un a駉 donde solo jug unos minutos por culpa de una grave lesi髇 que le tiene de baja hasta la actualidad.

 

El equipo, acogido a la ley concursal, comenz la temporada de forma muy poco satisfactoria. El 2 de marzo del 2009, Pepe Murcia es despedido. Su recambio, un viejo conocido de la afici髇, Eusebio Sacrist醤, ex jugador Celti馻 en la d閏ada de los 90.

 

 

Palmar閟 R.C.Celta

 

Primera Divisi髇

 

46 participaciones
Mejor puesto obtenido: cuarto
Temporadas: 1947/1948 y 2002/2003

 

 

Segunda Divisi髇

 

27 participaciones
Mejor puesto obtenido: primero
Temporadas: 1934/1935, 1935/1936, 1981/1982, 1986/1987 y 1991/1992.

 

 

Copa

 

73 participaciones
Mejor puesto obtenido: Subcampe髇
Temporadas: 1947/1948, 1993/1994 200/2001.

 

 

UEFA CUP

 

7 participaciones
Mejor puesto obtenido: cuartos de final
Temporadas: 1998/1999, 1999/2000 y 2000/2001

 

 

Champion磗 League

 

1 participaci髇
Mejor puesto obtenido: Octavos de final
Temporadas: 2003/2004

 

 

Intertoto Cup

 


1 participaci髇
Mejor puesto obtenido: Campe髇
Temporadas: 2000/2001

 

 

 
 
 
 
 
Diseña y Desarrolla: Movatec